Equilibrio

Todos los fines de semana mi vecina se levanta muy temprano y toma mi periódico. Lo lee con las tostadas y el café. Cuando acaba, lo envuelve otra vez y lo deja exactamente tal y como lo encontró. Ella está al corriente de que yo despierto mucho más tarde, porque suelo volver a casa de madrugada. Debe de saber también, que cuando llego, casi al amanecer, cuando trastabillo antes de hacer entrar la llave en la cerradura de la puerta del edificio, el panadero ya le ha dejado su bolsa de panes y yo le robo uno. Nunca más de uno para no arruinarnos el día. La vez que robé dos, al diario le faltaron unas páginas.

black-tshirtAlonso Mesía Macher
Sábado 10 de diciembre de 2016

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s