Así no se mira una final

Cuando uno ve fútbol con los amigos, está convencido de que por al menos 90 minutos no existe otro lugar en el mundo. Que ahí, en esa habitación, en ese patio, en esa casa, está concentrada toda la energía que define el rumbo de la historia. Todo lo que vemos por la televisión tiene relación … Sigue leyendo Así no se mira una final

Héroes

Una serie de experiencias felices ha hecho que últimamente redacte menos acá, en Facebook, y me pase los días en actividades más analógicas. Me gustaría escribir más anécdotas o más chistes aquí, pero a veces no encuentro los tiempos. Sin embargo, lo que pasó hace un par de días, primero de enero, se escribe solito. … Sigue leyendo Héroes

Magia es un huerto en casa

Siempre me pregunté a quién se le ocurrió esa tontera de sacar un conejo del sombrero. Es una cosa de magos, más o menos absurda o no. Pero es verdad que a veces hay que sacar algo de la solapa o del bolsillo o del sombrero, si se lleva; aunque sería raro, porque ya nadie … Sigue leyendo Magia es un huerto en casa

Mi madre no tiene un hijo músico

En la época del colegio teníamos un profesor de música que se llamaba Fernan: anteojudo, camisa adentro del pantalón, peinado raya al lado. A primera impresión era un tipo bastante normal dentro del universo de un colegio jesuita, pero se había tomado demasiado en serio un delirio personal: convertirnos en una banda de rock progresivo … Sigue leyendo Mi madre no tiene un hijo músico

Como el Mesías, pero sin «s»

La otra noche me agregó al Facebook Alonso Mesías. Desde luego no le acepté. Y no solo porque no tenga la más puta idea de quién podría ser, sino también porque su apellido –tal cual el mío, más una «s»– representa una tortura psicológica contra mí que desde años es orquestada por los call center y los restaurantes de … Sigue leyendo Como el Mesías, pero sin «s»

Los miopes no saludamos primero

Los miopes nunca saludamos primero. Nos persigue nuestro gran miedo de abrazar a extraños como si fuesen íntimos o de desconocer a los que amamos y saludarlos con frialdad. Ser miope ha marcado mi vida desde siempre. Para ordenar las ideas, es necesario volver a aquel día de marzo de 1995 en el que mi … Sigue leyendo Los miopes no saludamos primero